jueves, 29 de marzo de 2012

-Piedras.

-Primero borré la última frase, la de la costumbre de mi amigo. Luego la frase anterior, la del aroma que le sobrevino a mi memoria cuando regresé al colegio treinta años más tarde. Dudé un momento, quité la otra línea, la que hacía referencia a los dibujos cambiantes que solía encontrar en las baldosas del baño. Releí luego la del mensaje que ella había dejado pegado en la puerta de la nevera. No dudé en eliminar la bobería ésa de la tarde melancólica. Sólo dejé escrita la primera oración. En la que digo desconocer por qué estoy reteniendo el llanto. Menos es más, pensé, no demasiado convencido de haber hecho bien. Deseché, antes de escribir, lo de las piedras de la pecera vacía.

9 comentarios:

  1. Sencillamente, genial. Cada día me gustas más.

    ResponderEliminar
  2. Fantástico. Me dejas que me lo lleve a mi blog y le coloco un enlace? Me encanta.

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias, Aina!

    Claro que te dejo. Y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Genial, me encanta, con el toque irónico.Estupendo.Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Siempre te digo lo mismo, me gustan todos tus puntos,las comas, los puntos y comas y hasta los puntos suspensivos...Da lo mismo que borres la última frase que la primera, tus cortos o largos siempre te quedan redondos.

    Besicos amigo.

    ResponderEliminar
  6. Vengo a pedir, que es mejor que robar. Esta temporada nos ha dado por los cementerios. Queremos tus fotos. Saludos cordialísimos.

    ResponderEliminar
  7. Cada día estoy más convencido de que escribir es sobre todo borrar, pero no se puede empezar borrando.

    Si no hay más entradas este será mi último comentario.

    Puedes borrarlo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails